La banca ética (y II)

La primera impresión que uno puede tener al escuchar la expresión “Banca Ética” es la de haberse topado con un ejemplar de oxímoron, ese curioso animal de la familia de las figuras literarias que consiste en unir dos conceptos opuestos en una sola expresión, como los indiscutibles “Inteligencia militar” o “Seguridad nuclear”. Pero resulta que esta aparente contradicción no lo es tanto en realidad.

La banca ética es un subconjunto dentro del más amplio mundo de las finanzas éticas que está formado por diferentes tipos de entidades. Éstas tienen en común que, a la hora de conceder un préstamo o invertir en un proyecto, no es sólo la rentabilidad económica el factor que determina su participación sino que también lo es la rentabilidad social. Es decir, sólo se consideran iniciativas que resulten en un beneficio para las personas o el medio ambiente.

¿Cómo se decide qué es éticamente aceptable y qué no? Estas entidades suelen tener una serie de criterios tanto negativos como positivos que se aplican a los proyectos y a las organizaciones solicitantes. Los criterios negativos indican en qué sectores o comportamientos no se puede colaborar: industria armamentística, explotación laboral, tabacaleras, etc. Los criterios positivos obligan, además, a una cierta orientación que sea beneficiosa para la sociedad: creación de empleo, ayuda a minorías, promoción cultural, etc. En las finanzas éticas es de vital importancia la transparencia, por eso la información sobre el destino de los fondos de la entidad suele ser fácilmente accesible, cosa que contrasta con los oscuros laberintos por los que se mueve la banca convencional.

Si queremos que nuestro dinero piense como nosotros, tenemos varias opciones financieras de las que podemos formar parte. Hablando del Estado Español, la buena noticia es que Triodos Bank nos ofrece todos los servicios necesarios para olvidarnos ya mismo y por completo de la banca convencional (si hablamos de lo realmente necesario, y no por ejemplo de planes de pensiones o similares). En este banco podemos contratar cuentas corrientes, depósitos y una tarjeta de débito con la que podemos sacar dinero sin comisión desde cualquier cajero de la red Servired. Triodos Bank fue fundado hace 31 años en Holanda y llegó a España en 2004. Además de en estos dos países, tiene sucursales en Bélgica, Reino Unido y Alemania. Es impresionante consultar la sección sobre transparencia en su página web, dónde aparecen todos los proyectos financiados. ¿Alguien conoce algo así en otro tipo de bancos?

Existen muchas otras entidades pero nombraré solo tres. La Fundación Fiare, la cual ofrece varios depósitos de ahorro, fue fundada en 2003 y se apoya en la entidad italiana Banca Popolare Etica. También es increíble su apartado de transparencia, que detalla cada euro invertido. En la cooperativa Coop57 se puede depositar un mínimo de 300 euros recuperables con un interés al cabo de un año. Al realizar el depósito se entra a formar parte de la cooperativa como socio, por lo que se adquiere poder de decisión en sus asambleas. Por último, la internacional Oikocredit está centrada en proyectos de ayuda al desarrollo. Aunque de origen religioso, éste es un factor que no se tiene en cuenta a la hora de tomar las decisiones económicas.

Hay muchas más y para todos los gustos. Grandes y pequeñas. Centradas en inversiones para proyectos locales, en microcréditos para el desarrollo, con especial sensibilidad con el medio ambiente… Como no terminaría nunca, acabo de abrir esta página en la Wikipedia con una comparativa sobre las finanzas éticas en España, con la idea que poco a poco se vaya completando. El primer paso es la información, luego debemos desarrollar la convicción para, por fin, accionar un cambio en nuestra vida financiera.

    4 comentarios en “La banca ética (y II)

    1. Creo que algunas de estas entidades ya tienen millones de clientes en España. Con unos cuantos más los bancos convencionales perderían su poder.

    2. Sí, la más grande és claramente Triodos Bank. Espero que mi entrada no haya sonado a propaganda, porqué le doy mucha importancia a éste, pero es que es la opción más completa y senzilla para empezar. Pero, como en todo, mejor no concentrar en uno sólo y distribuir entre todos.

    3. crec que ens divorciarem definitivament amb la targeta i la llibreta de Catalunya Caixa… de moment ja dormim en habitacions separades…
      Gràcies per fer pensar i fer sentir, Marc :-)

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>